lunes, junio 20, 2005

La ética del hombre común
El principio de la no-agresión del pensamiento libertario es la base de la moral y la ética de la mayoría de las personas comunes que viven de su trabajo con sacrificio, honestidad y respetando los derechos del semejante. Estas personas enseñan a sus hijos a no comenzar peleas o agredir a otros. No engañar, trampear o robar. Todo lo pacífico es bueno. La violencia es mala. La sociedad debe dejar en paz a las personas que no han dañado, engañado o forzado a otros.

La importancia del pensamiento libertario deviene, no de su precepto pacifista, que es parte del sentido común y de las primeras enseñanzas de todas las culturas y religiones. Su importancia fundamental radica en la aplicación estricta y coherente del principio de la no-agresión a todo el campo de la acción humana.

Tomado del Foro Libertario, Asunción, Paraguay
http://www.libertario.org.py/

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home